Lucha contra la obsolescencia programada

Empecemos con la definición para aquellos despistados.

La obsolescencia programada u obsolescencia planificada es la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto, de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño de dicho producto, este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible.   Fuente Wikipedia.

¿Cuantas veces hemos ido a reparar una impresora, y en la propia tienda, que se dedica a la reparación (y venta !!) de impresoras, nos han indicado que es mas barato el comprar una nueva, que el reparar la actual? y decimos impresoras, como podemos decir, unidades ópticas, monitores LCD…

Uno de los casos más conocidos es de los primeros iPods, cuya batería estaba programa para durar entre 8 y 12 meses. Apple recomendaba cambiar el aparato por uno más nuevo. Tras una denuncia de consumidores, la empresa se comprometió a asegurar dos años de vida en sus iPods y estableció un departamento de recambios.

Y estos son los casos más notorios. Sin embargo convivimos con otro tipo de obsolescencia más sofisticada, que hemos aceptado y que forma parte de nuestro día a día.  No se trata de estropear los productos comprados, sino de hacerlos obsoletos.

Videojuegos. La imposibilidad de usar juegos nuevos con nuestras “viejas” consolas hace que la rotación de las mismas sea cada.. ¿ 3 , 4 años? Funcionan a la perfección, pero ¿que sentido tiene tener una videoconsola si no podemos jugar a los videojuegos nuevos.?

SSOO. Bajo la amenaza de dejarnos de dar soporte y dado que la mayoría de las aplicaciones nuevas son incompatibles con el SSOO de nuestros equipos, no nos queda otra que la actualización del mismo. Y, oh!!, la cagaste. Tu dispositivo con el nuevo SSOO va realmente como el c… A pasar por caja. Ya tienes excusa para poderte gastar el dinero en ese Smartphone tan caro.!!

Bombillas. Esto merece una entrada aparte dedicada en exclusiva. Solo preguntaros el por qué nuestras bombillas se funden año si, y año también. Pues  aquí tienes una ( hay muchas mas entradas en Internet) que lleva 114 años funcionando con cerca de 1.000.000 de horas ininterrumpidas. (os ahorramos el tiempo, 144 x 365 x 24 = 998640 horas). Livermore, Centennial light

Libros. No todo iba a ser tecnológico. Si, eso también es obsolescencia programada. Y además los libros de texto de ahora, son una castaña comparados con los de Santillana, y esto es una pataleta mia.

Y lo peor de todo es que poco podemos hacer. Si queires compras y si no, te vas a la pared de los amargados y raros, ¿nada?. Bueno, nuestra entrada se llama , “Lucha contra la obsolescencia programada”, ¿verdad?

Si, si se puede hacer algo contra la obsolescencia programada. Nos hacemos eco de la noticia publicada en eldiario.es.

Un sello distinguirá a empresas por fabricar productos sin obsolescencia programada. Lucha contra la obsolescencia programada

 

La fundación impulsora de la certificación, que es gratuita, reclama a los partidos que incorporen en sus programas medidas contra esa estrategia comercial de reducir deliberadamente la vida de un producto para incrementar las ventas.”

El impulsor de esta corporación es Benito Muros, un ingeniero conocido por su bombilla diseñada para durar 90 años.”

Esta organización y el resto de las que rechazan la elaboración de productos diseñados para morir rápidamente, podrán ser distinguidas con un sello que certifique ese buen hacer.  Se trata del sello ISOPP, innovación Sostenible sin obsolescencia programada..

Noticia completa.

Share Button